Partido correspondiente a la Jornada 24 de liga regular, donde el Ciudad de Moguer se enfrentaba al CB Lepe Alius, rival directo para posicionarse entre los cuatros primeros de la tabla.
Partido de la jornada, donde se enfrentaban el tercero y el cuarto clasificado.
El partido empezó con un ritmo alto. Los dos equipos querían correr y las primeras diferencias eran para los locales.
Los amarillos cogerían hasta 8 o 10 puntos de diferencia, que los leperos neutralizarían rápidamente.
Así se llegó al final del cuarto, con una pequeña diferencia para el inmobiliaria H-GIP Moguer.
En el segundo cuarto, los visitantes comenzaron a alternar defensas zonales e individuales, las cuales no afectaban al ataque moguereño, ya que acertaban con facilidad desde la línea de 3 y movían el balón con fluidez.
El equipo amarillo no se escapaba en el marcador por sus errores desde la línea de tiro libre, desde donde pudo haber puesto mucha tierra de por medio, si no es por el pobre porcentaje cosechado.
La tónica del partido, en la reanudación, era la misma que en el primer tiempo. Buena defensa de los locales y alternativas en los visitantes.
En este cuarto, a los de Antonio Prieto ya les costaba más anotar, pero conseguían mantener las diferencias, cortas pero estables.
En el último cuarto, empezaron las complicaciones. Los visitantes apretaban más en defensa, provocando errores en los locales.
La faceta defensiva de los moguereños se vería reducida cuando, los colegiados, señalaban la quinta falta de equipo en el minuto 1 de este último cuarto, a lo que no daba crédito ninguno de los presentes en el partido. Este hecho y el buen hacer de los Leperos, en todas las facetas, llegó a ponerlos por delante en el Ecuador del cuarto.
Pero, la enésima muestra de casta de nuestro jugadores, y el acierto, en los momentos claves, hizo que la victoria volviera a quedarse en casa, garantizando así, como mínimo, la tercera plaza en la tabla clasificatoria.
Gran temporada del inmobiliaria H-GIP Moguer, que sigue haciendo historia y que competirá por ser segundo clasificado hasta la última jornada.